Sobre Mí

Me llamo Juan Pedro y me encantaría que practicáramos yoga juntos.

juan pedro

Desde pequeño hasta hoy he sido un apasionado del deporte, de la naturaleza y de la música. La guitarra, los campamentos y el kárate tradicional de Okinawa (Japón), me fueron moldeando durante la infancia y la adolescencia.

Ya en la universidad, los estudios de psicología y los fines de semana trabajando en el restaurante familiar, me pusieron en contacto con el mundo y con lo que podía ofrecer a los demás. También me dieron un empleo, la posibilidad de desarrollarme profesionalmente y de formar una familia.

En otra larga etapa de mi vida, trabajando como psicólogo, principalmente con jóvenes africanos,me di cuenta de que, igual que no hay dos personas iguales, en lo esencial, en lo más profundo, todos somos bastante parecidos.

Aunque la curiosidad me venía de hacía mucho tiempo, conocí el yoga ya cerca de la treintena. Como casi todas las cosas importantes de mi vida, entró gota a gota, casi sin darme cuenta, pero echando fuertes raíces. Una y otra vez, en medio de primaveras, también de inviernos, volvía a sentir que el camino del yoga merecía ser recorrido con calma, merecía ser estudiado y practicado con profundidad.

Y con esa intención de seguir avanzando, me formé como profesor durante tres años en la Escuela de Yoga Dhyana. (Murcia). Juan Ortiz y un gran grupo de formadores, pusieron todo su cariño, su conocimiento y su amplia experiencia para ir aclarando qué es el yoga, conocer sus técnicas y cómo vivirlo y transmitirlo. Juan, lo resumiría en algo parecido a esto: “Yoga es para todos o no es para nadie”. “Yoga es para la vida, para la realidad”.

Amo cualquier cosa que me hacer conocerme mejor, conectarme conmigo o con los demás., Amo aprender,de todo y de todos, correr, mejor si es por montaña , el arroz, y el silencio, no necesariamente en ese orden.
Hoy, agradecido por todo lo que el yoga me ha aportado, consciente de la infinidad por recorrer, me embarco en la aventura de intentar transmitir este milenario arte.

¡Te espero para recorrer juntos la senda del yoga!

X